Música irreverente creada por un #SerFou: Juancho Valencia

En FOU, más que ser una marca de diseño independiente, queremos también hacer nuevos amigos: eso es lo que buscamos cuando alguno de ustedes visita nuestras tiendas o nos contacta a través de nuestras redes.

Les queremos presentar a uno de nuestros mejores amigos, Juancho Valencia, un músico popular (en el buen sentido de la palabra), académico y maestro en composición quien, como él mismo se describe, es sinónimo de irreverencia musical.

¿Cómo no ser amigos de este personaje si tanto nos puede dar desde su intelecto, talento y sobre todo buena vibra?

En esta ocasión queremos compartirles quién es él y contarles por qué representa el #SERFOU

Juancho es de Medellín, criado en el barrio La Floresta, y no recuerda desde hace cuánto comenzó con su profesión: ser músico. Esta es una relación que él llama como la conexión con el espíritu, la mezcla entre un padre blanco y una madre negra, entre educación pública y privada, entre los bailaderos y los toques de una orquesta sinfónica.

Sobre todo, Juancho es un productor musical que se preocupa por la movilización social y por difundir la cultura colombiana a través de los diversos símbolos sociales.

Juancho hace parte de  Puerto Candelaria, un proyecto del que muchos nos sentimos orgullosos al escuchar en él una propuesta musical diferente que conecta generaciones y gustos. “Tenemos un  discurso revolucionario, que no es de ataque", explica Juancho. "Somos rebeldes, como un niño que raya las paredes de su casa. No generamos conflicto, estamos relacionados con el juego, la incoherencia, lo absurdo, lo infantil, una manera de expresión y de grito que se conecta con los adultos, los jóvenes y los niños. No somos solo la fiesta, también pensamos… Tratamos de romper con estos paradigmas”. Testimonios como este nos hacen compartirles un extracto con lo que consideramos que fue una gran entrevista. 

FOU: ¿Qué hace fuera de lo común a Puerto Candelaria?

JUANCHO: Lo hace fuera de lo común que no nos dejamos llevar por la tendencia o los mainstream, que son tan fuertes, y es una dura batalla que hay que enfrentar precisamente porque las tendencias que le llegan a una juventud altamente influenciable son muy poderosas.

En Puerto no queremos encasillarnos, la agrupación conecta más fácilmente con los universitarios, donde el ser humano es más abierto a conocer cosas diferentes. Somos Lucho Bermúdez, Pérez Prado, lo clásicos del SKA, el Jazz, la música electrónica: Le gustamos a los niños por nuestra irracionalidad. Tenemos 17 años, al igual que la Mojarra o ahora Mambanegra, Velandia, Choquibtown, Aterciopelados, seguimos vivos y nos ha tocado vivir el cambio, musical y generacional, gracias a hacer cosas diferentes a apuntarle a algo “pop” y a la vez algo irracional, jazzistico y disonante,  combinaciones con las cuales nos reímos de lo que hacemos. Claro está, para eso se necesita conocimiento para entender todas las estructuras musicales.

FOU: Una pregunta que todos tenemos: ¿Qué los hace montar esas extrañas coreografías?

JUANCHO: ¡Jajaja! -y sonríe- Eso es algo que ya está inventado, desde los años 80 con la aparición, de las “boybands“, The Jackson’s Five, New Kids on the Block, Backstreet Boys... nosotros jugamos mucho con esa delgada línea entre música, arte y entretenimiento. Nosotros somos el antihéroe y no todos los latinos bailamos bien, nos ridiculizamos. El ridículo es un elemento estético muy presente entre nosotros, algo que no pasa con el artista de hoy por su mismo ego.

Llegamos al punto de ensayar para vernos ridículos, nos vemos como una gueva pero bien trabajada. Nos motiva mucho la reacción de la gente, que se pregunten ¿Por qué esta gente toca este “chucu chucu” tan pendejo? Ahí es cuando estamos funcionando. Gracias a esto llevamos 12 años de internacionalización, y la comunicación no verbal a través del lenguaje corporal se vuelve atractivo para sociedades que, antes de vernos en tarima, ni siquiera sabían donde quedaba Colombia.

FOU: Y hablando más de tu esencia… ¿Qué hace a Juancho alguien fuera de lo común?

JUANCHO: Yo soy un man, criado en un barrio, común, un “pelao de esquina”, pero tuve la fortuna de tener un encuentro bastante fuerte con la música, el arte y el Dadaísmo, algo que también es muy Fou.  

El Realismo mágico de García Márquez, también tiene una alta influencia en mí. He contado con la fortuna de tener nominaciones por producir Salsa, Música Clásica, Música Infantil, hasta Urbano.

FOU: ¿Cuál es tu artista favorito?

JUANCHO: Jum, tengo muchos, tengo a Edson Velandia, lo pondría al lado de unos cuantos que ya están muertos como  Bach. Otro es Michael Jackson. También los cubanos como los Van Van, o Piazzola, Soda Stereo, Ígor Stravinski. Me gusta mucho el Realismo Mágico de García Márquez, Lucho Bermúdez, que se conecta con la propuesta de Calle 13…Puede sonar muy esquizofrénico lo que pienso, pero cuando yo estoy en el estudio siento que converso con ellos.

FOU: ¿Qué haces cuando descansas?

JUANCHO: Bueno, son poquitos los días, pero me gusta montar en cicla, pinto, camino como una esponja tratando de absorber lo que me da el entorno. También trato de viajar por Colombia y encontrar cómo los ríos crean sociedad. Para mí, el fin de semana es de lunes a miércoles, otro argumento para ser alguien fuera de lo común. ¡También busco la naturaleza respirar!

FOU:¿Qué es para vos un #serfou?

JUANCHO: Mirá, yo por ejemplo soy un #serfou, porque soy una mezcla entre la buena onda y el carácter, con un criterio. Yo me sentí Fou inmediatamente cuando observé la primera prenda que conocí en la tienda. Me encanta las cosas que hablan por sí solas sin ser tan literales y siendo buena onda.

El #SerFou, es una persona buena onda, que es consciente que hace parte de la transformación, de la historia del arte, que entiende lo bello, lo comercial, lo burdo, y a la vez lo profundo del arte y que no le da miedo jugar con eso. El #SerFou sabe que el mundo no es fácil pero hay que ser buena onda para cambiarlo. Fou, con cada corte y color, así lo demuestra, y ¡Es consciente de que es consciente! Una vez, cuando estaba en Bogotá en un evento formal, noté que la gente me miraba y alguien me dijo “uy, llegó la alegría de esta fiesta”, ese día tenía una camisa muy sobria de Fou, y yo le respondí, “marica, pero venimos a un evento de música, de verdad no es tan obvio".

La vibra que transmitía con mi vestuario me hacía sentir lleno de locura, de hacer el bien, de amar.

Para cultura general* Juancho, como la cabeza musical de Merlín Producciones, se ha encargado de realizarle producciones a Maité Hontelé, Vicente García, Babalú, Trópico Big Band, Chocquibtown y Monsieur periné, entre otros.

Share this post

Comments (0)

No comments at this moment